CARGANDO...







informacionesAccionesRedesCatálogo ESSEfeméridesPublicacionesAudiosVideosBuscador

efeméride


23 de septiembre de 1951

Derechos Políticos de la Mujer


Aprobación el proyecto de Ley sobre los Derechos Políticos de la Mujer, que establece luego la Ley N° 13010.

Ilustrativas

Esta ley incorporaba a la mujeres (mayores de 18) al plano electoral; podían votar y ser votadas. De esta manera la Argentina pasó a tener entonces Sufragio Universal.


Ilustrativas

El reclamo del derecho al voto femenino surgió a partir de 1907, cuando Alicia Moreau fundó el Comité Pro Sufragio Femenino. El movimiento fue rechazado recurrentemente por la Unión Cívica Radical y los conservadores. Sin embargo recién se logró sancionar la ley luego de que Evita comenzara una campaña abierta por el voto femenino.

Pese a que la lucha por los derechos de la mujer en el país se remontaba a finales del siglo XIX, ya en 1946 Evita hizo suya la campaña a favor del voto femenino. Tras las elecciones de febrero de ese año, que dieron el triunfo a la fórmula Perón-Quijano, Evita pronunció su primer discurso oficial. En él manifestaba su apoyo a los derechos políticos de la mujer.

El proyecto de ley fue presentado 1 de mayo de 1946 y el Senado dio media sanción el 21 de agosto de 1946, y el 9 de septiembre de 1947 la Cámara de Diputados ratificó la ley (13.010) que establecía la igualdad de derechos políticos entre hombres y mujeres.

Evita había iniciado en 1946 su prédica en favor de los derechos políticos de la mujer y defendió incansablemente su proyecto hasta la sanción de la ley. El 11 de septiembre de 1951 se incorporó efectivamente a la mujer a la actividad política argentina, al votar 3.816.654 mujeres de las cuales 2.441.558 (o sea el 63, 9%) votaron por el peronismo.

El 23 de septiembre, la CGT organizó una concentración en Plaza de Mayo para celebrar la promulgación de la ley 13.010, que concedía el voto a la mujer. Un público numeroso concurrió desde temprano al evento. Tras la firma del decreto, Perón se lo entregó a Evita en un gesto simbólico que expresaba el reconocimiento del gobierno por su campaña a favor de los derechos políticos de la mujer.


“Mujeres de mi patria: recibo en este instante de manos del gobierno de la Nación la ley que consagra nuestros derechos cívicos. Y la recibo entre vosotras con la certeza de que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas, sintiendo jubilosamente que me tiemblan las manos al contacto del laurel que proclama la victoria. Aquí está, hermanas mías, resumida en la letra apretada de pocos artículos, una historia larga de luchas, tropiezos y esperanzas. Por eso hay en ella crispación de indignación, sombra de ataques amenazadores pero también alegre despertar de auroras triunfales. Y eso último se traduce en la victoria de la mujer sobre las incomprensiones, las negaciones y los intereses creados de las castas repudiadas por nuestro despertar nacional”



Anunciá aquí!
Campaña de socios
compartir esta página


ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 18/OCT/2019

ir a página inicial